Presupuestos: un embarazo psicológico

whatsapp-image-2016-12-01-at-12-26-55-1

GETAFE/Asiento en el Pleno (01/12/2016) – No hay presupuestos. Igual que en un embarazo psicológico no hay niño. Pero a fe, que hemos sufrido todos los síntomas, como si este Ayuntamiento fuera a parir una enorme criatura. Hemos sufrido náuseas, cuasi vómitos, pesadez, dolor de cabeza, sopor e insomnio (a la vez, sí), e incluso parecía que la criatura se movía en la barriga. La ecografía del 21 de octubre no aclaraba si sería niño o niña… y fuera de cuentas, porque la fecha prevista era el lunes, 28 de noviembre, llegó el parto. Esta misma mañana. Largo, doloroso, sin epidural… y sin niño. Diagnóstico: embarazo psicológico. 

No hay presupuestos, decía. PP, Ahora Getafe y Mónica Cerdá han tumbado la propuesta que sí ha defendido el Gobierno (obvio) y Ciudadanos. Las cifras no dan. Volvemos a la casilla de salida. Habrá que ver si alguien quiere volver a iniciar la partida, porque los ‘piropos’ intercambiados, el altísimo clima de tensión vivido en el salón, no ayuda a futuros acuerdos. No veo suficiente cintura política en este Pleno para poder encauzar las relaciones. Se esperan tiempos broncos.

Abría el fuego Mónica Cerdá, la concejala no adscrita. “Propone un gasto propagandístico más propio de Goebbles”. Tanto como llamar nazi a la alcaldesa: el aumento de la partida de comunicación es la causa. Javi Santos, en su papel, tirando de las orejas a Ahora Getafe. “Aquí en alguna bancada, el futuro de los vecinos les trae al pairo. Ponen en riesgo la estabilidad de la EMSV”. Precisamente las trabajadoras de la EMSV se levantaban cuando Ahora Getafe tomaba la palabra. “Va a presentar unos presupuestos profundamente antisociales”, “es más fácil hacer oposición a la oposición, que ejercer como alcaldesa”, “este gobierno es profundamente antidemocrático”, “en este año y medio hemos aprendido más que ustedes en los 13 años”, “este Ayuntamiento no es su cortijo, no se comporte como una cacique”, “es una irresponsable”… Daniel Pérez Pinillos, portavoz de Ahora Getafe en Hacienda, se había preparado un discurso duro, que deja poco lugar a la negociación. Tanto es así que hasta el PP pareció descolocado en su labor de oposición. Lázaro, que tan duro sabe ser cuando quiere, quedó desdibujado. Y mientras andábamos dándole vueltas a los improperios de Pérez Pinillos, casi ni escuchamos la intervención del portavoz del PSOE, Herminio Vico, que desgranó las beldades de un presupuesto por el que a estas alturas ya nadie daba un duro. 

whatsapp-image-2016-12-01-at-12-26-55

Y vuelta a la carga. Segunda ronda. Dilatación, contracciones y sin epidural. “¿Usted que vota con el PP es de izquierdas? Llámenme raro, pero no termino de entender la enmienda a la totalidad que han presentado. Podría entenderse en un Pleno del Estado del municipio, pero no hablando de presupuestos”, decía Javi Santos (IU). Y apareció Mónica Cobo (C’s). Si su primera intervención apenas se destacó por el reconocimiento a la exportavoz de Vanessa Lillo por su labor (respingo de la propia Lillo, que no se lo esperaba), en la segunda clavó su mirada en Ahora Getafe y comenzó. “Tenemos una nueva forma de trabajar: Made in Ahora Getafe, la vamos a llamar. Primero trabajarlo en una asamblea, luego a ver que nos dice la asamblea… y mientras paralizamos la administración. ¡¡Por favor!! Nos pagan para hacer un trabajo responsable. Si entre todos hubiéramos trabajado, serían los presupuestos de la corporación municipal. Aquí estamos para trabajar y no para hacer postureo político. A mi tampoco me gusta este presupuesto, pero trabajo para mejorarlo. Ustedes que son tan progresistas, lo que tendrían que hacer es trabajar”. Lo dicho, se quedó a gusto.

Pero llegaba la traca final. Pérez Pinillos se había reservado su particular ataque. “A algunas familias sí las ayudan. ¿La Unidad administrativa de seguimiento y control les suena? No me gustaría pensar que esa unidad es una puerta de atrás para dar un salario a alguien. Mientras en Getafe se sigue desahuciando, se dedican migajas a la rehabilitación. No tengan la indecencia de llamarse socialistas. Getafe tiene muchas urgencias y hay que resolverlas con celeridad. No puede hacer chantajes. Estos presupuestos van contra la gente”. Y no iban a salir adelante.

Hernández, en el cierre de su intervención, puso énfasis en las inversiones que no se podrán realizar: la escuela infantil en Buenavista o las partidas destinadas a empleo. “Pero estamos tranquilos con la enmienda de Ahora Getafe, porque no hay ni una sola propuesta que hable de aumento de partidas presupuestaria en educación, en servicios sociales, o en empleo”. Y empezó el reparto. “El problema no es no haber llegado a un acuerdo. No han dado la oportunidad. Desde el 21 de octubre: cinco reuniones, y hemos tenido que esperar al lunes para que presenten una mal llamada enmienda a la totalidad. Ni una sola llamada, ni siquiera las prometidas. Y no sé si es muy de izquierdas, proponer contratar otro cargo de confianza para Ahora Getafe”. Luego Ana Calcerrada (Ahora Getafe) intentó explicar que es para suplir la baja de una compañera que está embarazada. Pero ahí quedaba la denuncia y el enconamiento mutuo.

La votación no dio sorpresas: Ahora Getafe votó en contra; el PP también; se les unió Mónica Cerdá; y el Gobierno recibió el apoyo de Ciudadanos, que después de haber negociado algunas aportaciones y que se le admitiese la enmienda presentada ayer, dio un voto positivo. Insuficiente. No había niño. El parto era ficticio. Pero hay muchos puntos de sutura que dar. Quizá demasiados para que la herida cierre.

 

Raquel González –
Directora Grupo Capital