Los números lo aguantan todo

pleno2_jul2015El primer Pleno de la legislatura, ya con la nueva alcaldesa Sara Hernández al frente, iba de números. Y ya se sabe que los números lo aguantan todo: para defender una cosa y la contraria. Pero vayamos por partes. El Salón de Plenos rebosaba expectación a las calurosas cuatro de la tarde de esta primera sesión de la legislatura ya en el mes de julio. De hecho, mucha gente se quedó fuera, sin poder asistir a la sesión inaugural en la que (¡sorpresa!), el cuadro de los reyes ya no enmarcaba la silla de Alcaldía. En su lugar, el pendón de la ciudad. Y ahí, en una esquina, un retrato hecho deprisa y corriendo del Rey, al menos para cubrir el expediente.

pleno5_jul2015En las sillas, se apretujaban los concejales. Quizá ahora conozcamos, años más tarde, cuánto costó aquella reforma del salón, que tan mal diseño tiene, donde más de un edil a punto ha estado de precipitarse al suelo con su silla. Los ediles buscaban su sitio, que había sido convenientemente nombrado. A la mano derecha de la alcaldesa, el PP y Ciudadanos; a la izquierda sus concejales, IU y Ahora Getafe. Para que luego digan que ya no hay derecha e izquierda. Los de Ahora Getafe (a partir de este momento AG) venían preparados para la reivindicación: cartelito de No a la Ley Mordaza. Avispados ellos, los concejales de Ciudadanos, dijeron eso de ‘yo también quiero’ y muy prestos ellos, se dispusieron a posar en la foto con AG. Curiosa instantánea para abrir la sesión. Pero más curioso era ver a Juan Soler en la bancada de concejales. A unos metros, y casi un mundo, de la silla de Alcaldía. Raro, un rato.

pleno1_jul2015Pero entremos en faena. Que esto iba de números. Y del único punto que se iba a debatir en la sesión, porque el resto iban ya por consenso: sueldos, concejales liberados y cargos de confianza. Porque después de muchos días de dimes y diretes, de negociaciones arriba y abajo, de rotura de negociaciones, al final había que presentar una propuesta… y parece que no gustó a nadie. Que el Gobierno se lleve a 9 de los 10 liberados y a 14 de los 15 cargos de confianza… pues no convenció más que al propio Gobierno, era de esperar. Aunque Juan Soler estuvo mareando la perdiz en su intervención. Genio y figura. «Entiendo la propuesta de la alcaldesa. Me planteo decir que sí». A más de uno se le debieron de subir los líquidos estomacales a la garganta. Pero no, falsa alarma. Adelantando el final del relato y con pausa incluida (faltaba el redoble de tambores) Juan Soler votó… ¡no!

Lo que ya se anticipó es el gran duelo de la legislatura: el romance imposible ya comenzado en estos últimos cuatro años entre Juan Soler y Vanessa Lillo. Así, casi sin venir a cuento, el exalcalde aprovechó para cargar contra la que era ex de IU cuando libraban sus combates dialécticos la pasada legislatura. «Se hizo una excepción con IU para que se pudiese liberar Lillo», recordó Soler. «Se renunció a un cargo de confianza para que pudiese tener sueldo», respondió fuera de micro la susodicha. Menudo lío. Sobre todo cuando Soler decidió hacer de Manuela Carmena el objeto de sus ataques. «Si mis concejales tuviesen el patrimonio de Carmena, no tendrían problema con el sueldo». Ahí el público fue el que se encrespó. Abucheos, gritos… y la alcaldesa que no lograba hacerse con el control…  Menuda legislatura espera.

Vanessa Lilllo tuvo que defender por qué AG votaba que no a una propuesta que cumplía con lo firmado en el acuerdo con el PSOE. Y ahí nos dio una lección de matemáticas. «Es una propuesta ni seria ni democrática, porque la alcaldesa se comprometió a no ahogar a la oposición». Que si se recortaba un 39% los cargos del Gobierno pero un 84% los de la oposición; que si en liberados esta cifra suponía un recorte del 90% para la oposición. «No es leal». Y aprovechó para comentar una cuestión que parecía que pasaba sin pena ni gloria: el acuerdo de limitación de salarios a 3, 3,5 o 4 salarios mínimos… se ha calculado en neto. Si es que el acuerdo ante notario no recogía si eran bruto o neto.

pleno3_jul2015Mónica Cobo (C’s) defendió el no porque «debe haber dotación mínima para la oposición», y «recorte no es lo mismo que ahorro». Intervención leída. Poco más. El que solo habló para decir «a favor» fue Javier Santos (IU). Con eso de entrar en Gobierno, parece que le ha comido la lengua el gato.

La alcaldesa Sara Hernández se preocupó de criticar la «cerrazón» de «algún» grupo a la hora de negociar. «Esta alcaldesa tiene claro lo que firma». Y la propuesta presentada se aviene al acuerdo. Que guste o no, es otra cuestión. «Los acuerdos se cumplen, no se interpretan. Y solo las peticiones de los grupos de la oposición, superaban los límites legales permitidos de concejales liberados». Hernández aseguró que había ofrecido que los grupos tuvieran un cargo de confianza y un funcionario a disposición «pero se han negado». Ahí trató de colar un marrón a AG, pero los que se negaron a esta propuesta fue el PP. La posición de la alcaldesa es firme. «No voy a permitir que se estrangule al Gobierno». He dicho. Propuesta rechazada. Tendrá que volver a llevarse a Pleno, pero a ver qué ocurre entre medias.

Y ya que se hablaban de cifras, se aprobaron, esta vez por consenso y unanimidad la dotación a los grupos municipales: un fijo de 10.500 €, más un variable de 5.004 por edil que se tenga. Y como si de la lotería se tratara, se cantaron los resultados: al PP le corresponden 55.536 € al año; PSOE, 50,532 €; AG, 45.528 €; C’s, 20.508 €; IU, 15.504 €. Un buen pellizco.

Tampoco se quedan atrás las sesiones plenarias. Las comisiones informativas se pagarán a 190 € (suele haber 3 cada Pleno) y la sesión de Pleno a 285 €. Eso será para los concejales que no estén liberados, claro está. Como muestra, un botón. Si ningún concejal tuviera salario, cada sesión saldría a 7.695 € solo en dietas (comisiones aparte). Como los concejales cobran con efectos retroactivos desde el 14 de junio aunque el acuerdo se firme dentro de un mes, esta cifra se reducirá. Los que tienen que estar de uñas son los cargos de confianza, que hasta que no sean nombrados no comenzarán a tener salario. Y alguno de ellos ya está trabajando. A esos, sí que no les salen las cuentas. pleno4_jul2015

 

 

 

Raquel González - Directora Grupo Capital

2 Comments