¿Cuáles son las reparaciones más comunes en una vivienda? - GetafeCapital.com

¿Cuáles son las reparaciones más comunes en una vivienda?

GETAFE/Varios (02/03/2020) – El uso diario de los elementos que componen un hogar provoca que, de manera habitual, podamos encontrarnos con diferentes averías. Así, muchos de estos percances no necesitan grandes arreglos, pero sí es cierto que deben ser reparados por profesionales.

Averías habituales que puedes encontrarte en casa

El hogar es el núcleo de la vida familiar y personal, donde se pasa la mayor parte del tiempo y el cual actúa a modo de refugio frente a la rutina diaria. De este modo, sus elementos más comunes acaban sufriendo averías tarde o temprano, debido al uso continuado.

Bombillas que se funden, tuberías que se atascan, paredes que se agrietan, suelos que se rompen… Estos son solo algunos de los ejemplos más comunes, aunque hay muchos otros que también son muy frecuentes en el día a día de un hogar. 

¿Cuáles son, por tanto, las reparaciones que más se pueden necesitar en casa?

Cambiar una bombilla

Lo cierto es que esta es una tarea de mantenimiento muy habitual y es que las bombillas pueden fundirse en cualquier momento. Para cambiar una bombilla fundida hay que tener mucho cuidado. Hay que cortar, primero, la electricidad, y después hacer la sustitución de la bombilla.

Cambiar un enchufe

Que un enchufe dé problemas no es algo que ocurre con tanta asiduidad como que se funda una bombilla pero, desde luego, es algo que también puede pasar en un momento dado. Así, cuando un enchufe no hace contacto adecuadamente o provoca que se vaya la luz de manera intermitente, lo mejor es llamar a electricistas profesionales que se encarguen de repararlo.

Pintar la casa

Con el paso del tiempo, especialmente cuando hablamos de paredes blancas, el color de estas se va deteriorando. Además, el día a día hace que se vaya manchando la pared: con el roce de los muebles, con la luz del sol, al rayar con algún color, etcétera. Es por eso por lo que, en muchas ocasiones, la mejor opción es pintar de nuevo las paredes, de toda la casa o de una estancia.

Para ello, lo mejor es siempre acudir a pintores profesionales, quienes sabrán qué tipo de pintura se necesita y nos aconsejarán, además de realizar un trabajo impecable. Así, por ejemplo, se puede recurrir a empresas de pintura en Madrid para pintar un piso en el centro o una casa a las afueras: en cualquier caso, visitarán la vivienda y sabrán cuál es la opción más acertada.

Reparar un grifo que gotea

También es muy común encontrarnos con un grifo que gotea de manera permanente y que, por tanto, está siempre perdiendo agua. En este caso, lo más sencillo es cambiar la junta de cierre para que, de este modo, el agua no pueda seguir pasando una vez el grifo esté completamente cerrado.

Reparar la cisterna del lavabo

La cisterna del lavabo es uno de esos elementos que no se estropea frecuentemente pero que, cuando lo hace, supone bastantes problemas. Y es que si esta deja de funcionar adecuadamente, hace que el retrete tampoco pueda utilizarse y eso es un serio problema en un hogar.

Para reparar una cisterna, lo más adecuado es llamar a fontaneros especializados que se encuentren en la ciudad, como, por ejemplo, fontaneros en Madrid. Estos revisarán la cisterna, detectarán el problema y podrán repararla de manera rápida y eficaz.

Arreglar un electrodoméstico

Y, sin duda, la estrella de todas las averías: la de cualquier electrodoméstico. Es muy común que se estropee la nevera, la lavadora, el lavavajillas… En estos casos siempre es necesario que un profesional la revise para ver si tiene arreglo, antes de aventurarse a reponer el estropeado por uno nuevo, ya que a veces son reparaciones sencillas que pueden hacerse rápidamente.

Arreglar una tubería

Otra de las averías más comunes en cualquier hogar: una tubería que se ha roto o que se ha atascado y, por tanto, ya no cumple su función correctamente. Normalmente, se trata de tuberías que tienen fugas y filtran el agua, haciendo que gotee y llegando, incluso, a estropear la pared.

Reemplazar el parquet estropeado

¿Y si hablamos de suelos? Aunque no es tan frecuente, si es cierto que es una reparación que necesita realizarse de vez en cuando, especialmente en suelos delicados como el parquet. Y es que el uso continuado de este tipo de suelos, especialmente si no se mantienen adecuadamente, o si se tienen animales o niños pequeños, hace que se estropee y necesite ser reparado.

Este cambio sí necesita ser realizar por profesionales que conozcan cómo se trabaja el suelo, para que no sufra más daños y que el cambio quede perfecto.

Conocer estas averías y ser consciente de que, en cualquier momento, pueden ocurrir es muy necesario. Así, llegado el momento, se podrá actuar con rapidez y, sobre todo, se podrá saber a que especialista hay que recurrir.

Redacción Getafe Capital