Agilización del sistema judicial, necesidad a la que el gobierno da respuesta tras la paralización por la pandemia

GETAFE/Varios (25/06/2020) – Durante meses España contempló impávida lo que venía sucediendo en otros lugares que, aunque inicialmente lejanos, poco a poco alcanzaron Europa, haciendo caso omiso de ese sabio refrán español que reza, ‘cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar’.

Y es que, pese a que Italia intentó poner en alerta a sus vecinos europeos, muchos hicieron caso omiso, y solo cuando la situación se agravó se comenzaron a tomar medidas, unas medidas que han pasado factura a todos los sectores y ámbitos de la sociedad, haciendo especial mella en los colectivos más desfavorecidos.

Cuando el pasado 14 de marzo el gobierno decretó el estado de alarma, nadie conocía cuánto tiempo duraría, ni sus consecuencias. Ahora, varios meses más tarde, se comienza a hacer balance, un balance que en muy pocos casos resulta positivo.

El obligado confinamiento paralizó no solo la economía, sino también otros sistemas fundamentales para correcto desarrollo de la sociedad, como es el caso del sistema judicial.

Con la declaración del estado de alarma el pasado 14 de marzo quedaron suspendidas todas las actuaciones judiciales y plazos procesales a nivel nacional, con excepción de aquellos que fueron declarados esenciales. No siendo hasta el pasado 4 de junio cuando se retomó la actividad” comentan desde Joga del Val abogados.

Por lo tanto, y si los retrasos en el sistema judicial ya eran un clásico, ahora y, fruto de la pandemia, parece que se agravarán.

Y es que, a las largas semanas de paralización en los juzgados se ha venido a sumar un aluvión de nuevos procedimientos derivados de las multas impuestas durante el obligado confinamiento, los cambios contractuales, los ERTE, las malas gestiones en residencias de ancianos y un sinfín de ellas más que no harán sino ralentizar aún más el sistema.

Para evitar el posible y, más que probable, cuello de botella desde el gobierno han puesto en marcha el ‘Esquema de Seguridad Laboral y el Plan de Desescalada en la Administración de Justicia ante el Covid-19’ en el que, además de las consecuentes medidas de seguridad y prevención para evitar los posibles contagios, como el uso de equipos de protección, geles hidroalcohólicos y el distanciamiento social, se pone en marcha el funcionamiento de un turno de tarde para la agilización del sistema.

Sin embargo, son muchos los que creen que esta medida no será suficiente, pues en el turno de tarde no se prestará servicio de atención al público o profesionales y solo será realizado por el personal que voluntariamente lo haya solicitado.

Solo con el transcurso del tiempo se verá si las medidas para evitar el cuello de botella son suficientes.

Redacción Getafe Capital

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.