Pitada y destrozos en el coche de la alcaldesa en las fiestas de Perales

GETAFE/Fiestas (17/07/2018) – Las Fiestas del Carmen de Perales del Río, que se han celebrado durante este fin de semana, han estado marcadas por las protestas de los vecinos, que no entendían que en esta ocasión no hubiese ‘cacharritos’ en las fiestas. Desde el Gobierno municipal se aseguraba que los feriantes no habían presentado la documentación requerida “para que las atracciones que se iban a instalar cumpliesen con la ley y se garantizase la seguridad de los niños y niñas que las fueran a utilizar”.

La polémica desembocó en una pitada en el pregón del sábado, que corría a cargo de las voluntarias de La Cigüeña Viajera: el público reclamó insistentemente que la alcaldesa diera explicaciones, y los pitos fueron la tónica general. No hubo intervención pública de Sara Hernández sobre el escenario, aunque ya en la plaza hubo vecinos que increparon verbalmente a la regidora. De hecho, el Gobierno municipal denuncia que el domingo “mientras participaba en otro de los eventos festivos, causaron destrozos en el vehículo particular de la regidora local, con el que se desplaza a todos sus actos“. Van a presentar la consiguiente denuncia en la Policía. “Este grupo minoritario no representa al barrio, estaba dirigido e instrumentalizado para boicotear las fiestas. No son personas que hayan formado parte nunca de los diferentes procesos participativos que hay en Perales del Río” aseguran desde el Gobierno Municipal.

Los feriantes sin documentación

La excusa utilizada para estas actitudes violentas, se refería a la falta de feriantes durante las fiestas de Perales del Río. La Comisión de Fiestas anunciaba en un comunicado el pasado viernes que los feriantes nunca llegaron a entregar la documentación necesaria. “El pasado miércoles 11 de julio, se realizó el último de los varios requerimientos por parte de los técnicos y técnicas municipales, para que los feriantes presentaran por registro en el Ayuntamiento toda la documentación necesaria. Sin embargo, la documentación nunca se llegó a presentar en el registro del Ayuntamiento, trasladando telefónicamente los feriantes a los técnicos municipales que no la iban a presentar”.

El PP local ha puesto en duda esta versión a través de su presidente Rubén Maireles. “Nadie se cree que los feriantes, que se han dedicado toda la vida a su oficio, no cuenten con la capacidad necesaria para garantizar y justificar la seguridad en las atracciones. Detrás de la marcha de todos ellos se esconde la guerra del PSOE y el deseo de determinadas personas de tomar posiciones de cara al futuro inmediato”.

Raquel González - Directora Grupo Capital