Pablo Iglesias apela a la «emoción» para ganar estas elecciones

pabloiglesias

“Sí se puede, sí se puede”, gritaban en la calle a las puertas del García Lorca. Pero no pudieron… entrar. Cientos de personas se quedaron en la calle, tal fue la expectación que levantó la presentación de la campaña Carteros por el cambio que reunía en Getafe a la plana mayor de Podemos, con Pablo Iglesias a la cabeza. Ni la lluvia ni el frío disuadieron a los vecinos del municipio, (y de otros lugares de España) que habían llegado a Getafe para este evento. Tanto fue así, que Pablo Iglesias salió a la ventana para agradecer la espera y pedir disculpas porque el aforo estuviera completo. “Otros tienen a las empresas del Ibex 35, nosotros os tenemos a vosotros”. Casi fue peor el remedio que la enfermedad, porque hubo un conato de avalancha que a punto estuvo de dar algún susto. A pesar del “cansancio”, Pablo Iglesias sigue levantando pasiones.

b572e708-b08b-46f6-8e90-c118ffaa9aafSobre el escenario ya en el interior del teatro, la plana mayor de Podemos (Echenique, Bescansa, Errejón…) y también miembros del círculo local o algunos de los 8 de Airbus, entre ellos José Alcázar, que también tomaron la palabra. Como presentación, un vídeo con los “grandes” momentos de PSOE y PP, esos que tienen que ver con meteduras de pata y corrupción. Pero el tema iba de escribir cartas: diez misivas a personas cercanas tratando de convencerlas de que “sí se puede” y que el cambio es posible. Y ahí que fueron uno tras otro leyendo sus cartas “por el cambio”, iniciando esta idea que según dijo Echenique “tiene que tener un crecimiento exponencial”. El objetivo llegar a todos los ciudadanos del país. A mis padres, a mi familia, a una amiga… uno tras otro han leído sus cartas reivindicando que “sí se puede”.“Pase lo que pase el día 20 la lucha sigue”, gritan desde el público. Muchos aplausos. La vista puesta en el 20 de diciembre.

El momento más emotivo lo puso Carolina Bescansa con la carta a su hija, demasiado pequeña “para entender lo que es votar; pero sí le tengo que explicar por qué hoy no ha desayunado en casa o por qué no ha podido echarse la siesta”, contaba entre lágrimas. “El 20 de diciembre vamos a cambiar nuestro país para nosotros y para nuestros hijos”.

El “próximo presidente de España” (elecciones mediante, claro está) fue recibido entre aplausos de “vamos presidente”. Ahí estaba Pablo Iglesias, arropado en el centro del escenario. «Todos nos imitan. Puedes quitarle a un candidato la corbata, remangarle la camisas, puedes hacerles que griten… pero conseguid hacedles llorar, que se emocionen… buena seurte, expertos en márketing, buena suerte», abrió su intervención. Y habló de los símbolos: «No tengo nada en contra de las corbatas y las americanas. Mi madre va vestida de punta en blanco alos juicios porque dice que los trabajadores tienen derecho a que su abogada vaya mejor vestida que el abogado de la patronal. Los símbolos tienen importancia: vamos a la Moncloa igual que vamos a Getafe o a cualquier acto».

pabloiglesias2«La de cosas que han tenido que pasar en España para que Rajoy reciba a Podemos en España», dijo refiriéndose al tema catalán. «La clave es la gente anónima y que ahora vean en la televisión cosas que parecían imposibles hace año y medio. En política hay héroes, pero los héroes de la politíca son anónimos, y a esos les pido que escriban cartas, a nosotros no nos va a apoyar el Ibex 35 pero nosotros tenemos un tesoro, gente que se emociona. Esa gente anónima es la que puede poner y quitar presidentes. Nacimos para ganar y vamos a trabajar para ganarlas elecciones, por esos héroes anónimos. Para que la Moncloa no sea un palacio de cristal».

«Hablé con Rajoy y me dijo ¿y lo de Cataluña? El problema no es Cataluña, es España. Somos la única fuerza política que puede garantizar la unidad del país. No tenemos miedo a la democracia. Lo que estáis haciendo colocándoos en un búnker. Quien rompe «spaña es quien ha privatizado la sanidad o que hace que niños estudien en barracones. No estamos pensando en una campaña electoral, estamos pensando en los próximos 10 años. Ya está bien de proyectos y promesas: planteamos 5 garantías, que tienen que ir a la Constitución. Somos demócratas y no nos avergonzamos de serlo».

Finalizó con su carta, la que dirigió a los ciudadanos y ciudadanas. No acabó de emocionar, pero los aplausos casi echan abajo el Lorca.

 

Raquel González - Directora Grupo Capital