Noche de emociones y ausencias en la gala del 8 de marzo

GETAFE/Mujer (05/03/2020) – Con el himno feminista Un violador en tu camino se inició la entrega de premios del 8 de marzo en Getafe. Una veintena de mujeres con los ojos vendados subieron al escenario del García Lorca para abrir la fiesta de entrega de premios. Tras leer el manifiesto, fue el turno de las premiadas. La gala estuvo marcada por una gran ausencia, la de Rosa Montero, que no pudo acudir a recoger su galardón por encontrarse “en cuarentena” por el coronavirus. Solo por precaución ya que estuvo con Luis Sepúlveda, escritor que ha dado positivo.

Sara Hernández, alcaldesa de Getafe, repasó los méritos de las premiadas y se declaró abolicionista: “La prostitución no es una elección de la mujer es un negocio del patriarcado” y señaló a los puteros como objetivo a perseguir. “Necesitamos relaciones sentimentales basadas en el respeto. Nos hemos hecho expertas en saltar obstáculos. Por eso, ven con nosotras y rebélate”.

Premios 8 de marzo

”Estos tiempos raros me impiden estar con vosotras”. Rosa Montero, premio nacional, no estaba en la gala, por la cuarentena preventiva que le han impuesto por el coronavirus, pero sí quiso estar presente con un mensaje feminista. “El sexismo es una patología que nos enferma y nos envilece a todos. Tenemos también que intentar limpiarnos estos residuos: hay estudios que demuestran que el sexisimo nos tuerce la cabeza y nos impide arriesgarnos, atrevernos a muchas cosas. Aunque hemos avanzado en estos tres años, estamos en una frontera peligrosa. Podemos estar en riesgo de perder logros conseguidos un siglo atrás. Ni un paso atrás. Todos formamos parte de esta corriente del siglo XXI”.

Margarita Salas también se ha llevado un premio a título póstumo, por el referente que es en el mundo científico para las mujeres. “Ser un buen científico no es una cuestión de género”, decía. Su hija recogió emocionada el premio.

El programa Transformando el Patio se ha llevado el premio regional. Un proyecto que se ha impulsado en el Colegio Seseña y Benavente desde el grupo de investigación de estudios de género de la actividad física y el deporte de la UCM. Un proyecto que ha implicado a las familias, a los alumnos, al centro… en el cambio integral del patio.

Mercedes Alvariño (premio local) repasó su vida sindicalista “siempre con el convencimiento que teníamos que ser iguales en derechos y libertades. Mi experiencia me dice que las mujeres a pesar de estar más preparadas, la sociedad se lo pone más difícil. Contratos basura, precariedad, desigualdad, brecha salarial…”. Quiso animar a los jóvenes a seguir con esta pelea.

Menciones

Carmen, Luz y PIlar, las hermanas Martínez Ten han sido distinguidas con la mención nacional. “Nacimos en una época a las que a la mujer la pegaban ‘lo normal’, que llevábamos pololos, pero también en la que surgió la rebeldía. Nuestra madre no tuvo la oportunidad de estudiar: tenéis que ser libres, nos dijo, tenéis que ser autónomas y nos enseñó la rebeldía. Las tres corrimos mucho delante de los grises. A nuestra madre se lo queremos dedicar, pero también a nuestras hijas, Alicia, Lola e Inés”.

APRAM se llevó la mención regional por su lucha contra la prostitución. “Tenemos una doble moral: a las mujeres de la calle las vemos y las despreciamos. No están ahí porque quieren”. Y reclamó una ley para atajarlo. “Ninguna está ahí porque quiere: tienen miedo a la policía, a las personas…”.

Iris Garrosa (mención local) le dedicó el premio a su madre (“He salido feminista y cabezota”) y quiso despedirse con unas palabras: “No estamos pidiendo permiso porque nos siguen asesinando”. El Club Femenino Sur Getafe (mención local) se subió al escenario con una representación de las jugadoras para agradecer el premio. Mientras que las mujeres camioneras de LYMA destacaron que “en LYMA hay también muchas mujeres luchadoras”.

UN VIOLADOR EN TU CAMINO
El patriarcado es un juez
que nos juzga por nacer,
y nuestro castigo
es la violencia que no ves.
El patriarcado es un juez
que nos juzga por nacer,
y nuestro castigo
es la violencia que no ves.
Es feminicidio.
Impunidad para mi asesino.
Es la desaparición.
Es la violación.
Y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía.
El violador eras tú.

Raquel González - Directora Grupo Capital